Alumnos y profesores hemos salido a la calle hoy para manifestar nuestra preocupación por el planeta. La marcha organizada desde el IES Pedro de Valdivia hasta el Ayuntamiento tenía como objetivo llamar la atención sobre el deterioro del planeta, la crisis medioambiental y la necesidad de actuar ya para evitar que este maltrato continúe. Es el último acto programado para esta “Semana del planeta”, pero no por eso dejaremos de actuar desde nuestro ámbito para concienciar sobre la gravedad de este asunto.

Bajo gritos como “ni un grado más, ni una especie menos” o “¡Socorro, crisis climática!” hemos hecho este trayecto para terminar leyendo el siguiente manifiesto que la alumna Fátima Bourhaba ha leído en nombre de todos.

MANIFIESTO POR EL PLANETA

Como dice la activista que ha inspirado todo este movimiento, Greta Thumberg, nosotros no deberíamos estar aquí, frente al ayuntamiento, sino en las aulas. Pero nuestras vidas están íntimamente ligadas a la de la madre Tierra, como lo está la de un hijo a su madre. Por eso acudimos hoy aquí a manifestar nuestro compromiso con ella.

El planeta y la humanidad está en grave peligro de extinción. Los bosques están  en peligro, los ríos, los océanos están en peligro, la tierra está en peligro. Esta hermosa comunidad humana que habita nuestra madre está en peligro debido a la crisis climática. 

Las causas de esta crisis climática están relacionadas directamente con la acumulación y concentración de riqueza en pocos países y en pequeños grupos sociales. El consumo masivo, excesivo y disperso, con la creencia en que tener más es vivir mejor; la producción contaminante y de bienes desechables para enriquecer capitales acrecentando la huella ecológica, así como el aprovechamiento productivo, extractivo, excesivo e insostenible de recursos naturales renovables y no renovables con altos costos ambientales.

Alguien dijo en una ocasión que huir sólo sirve para morir cansado. Huir, ignorar la crisis climática, sólo valdrá para eso, para morir cansados.

Por eso pido:

  • A mis profesores, que no permitan que el movimiento que ellos han iniciado en el Pedro se pare, sino que trabajen porque continúe creciendo.

  • A mis compañeros, que unan la fuerza que nos da la juventud para cambiar aquello que no funciona.

  • A los políticos, que hagan su trabajo, elaborando leyes que busquen el bien común.

  • Y a la sociedad en su conjunto que sea valiente para cambiar el estilo de vida que está provocando esta crisis.

¡VAMOS, ACTÚA YA!

Gracias, Fátima, por habernos animado con tu mensaje inicial a participar en esta iniciativa y por tu compromiso.
Gracias a todos los alumnos y profesores que han participado en esta marcha y en todas las actividades programadas para esta Semana del Planeta.